Sus Abogados en Sotogrande le informan acerca de prestamos de propietarios de Sociedades a la propia Sociedad

Si usted quiere asumir el compromiso de ayudar a su empresa, cubriendo las necesidades puntuales de tesorería que puedan surgir a la misma pero no quiere hacer sus aportaciones en forma de aumento de capital, sino como préstamo, para evitar los costes del aumento (gastos de notario y Registro) y poder recuperar su dinero cuando la sociedad se recupere (no podría hacerlo tan fácilmente si aportase el dinero en concepto de capital), puede documentarlo de forma sencilla firmando un único contrato, en el que usted ofrezca a la sociedad una cantidad máxima de la que podrá ir disponiendo conforme lo necesite (es decir, como una póliza de crédito). De esta forma evitará la firma de un contrato de préstamo para cada aportación que realice y tendrá flexibilidad para que la sociedad le reintegre el dinero conforme pueda, reduciendo así su deuda.

Para ello:

  • Pacte un tipo de interés de mercado (el que pagaría la sociedad si el préstamo se lo hubiese otorgado un tercero), siendo esto conveniente porque, en primer lugar, al ser una operación entre la sociedad y su socio, Hacienda controla que se valore de esta forma (en ocasiones, las empresas valoran estas operaciones por encima o por debajo del valor de mercado, para transferir beneficios entre los intervinientes de manera artificiosa); y, en segundo lugar, porque si hay varios socios y solo alguno de ellos realiza el préstamo, la valoración a precios de mercado garantiza que nadie salga perjudicado (ni el socio prestamista se beneficia de la sociedad con un interés superior al de mercado, ni son los otros socios quienes se benefician indirectamente de que el interés sea inferior y la sociedad tenga menos gastos).
  • Respecto al reintegro de capital e intereses, incluya una cláusula en el préstamo en la que se indique que los pagos se imputarán primero a cancelar los intereses y después, una vez cubiertos estos, a cancelar el principal. Además, cabe señalar, por un lado, que no es necesario que firme este contrato ante notario, ni que pague ningún impuesto por formalizarlo. No obstante, preséntelo en la oficina liquidadora de ITP de su Comunidad Autónoma, como exento; así quedara constancia de la fecha y de las condiciones pactadas; y, por otro lado, que si firma el contrato también como administrador de la sociedad, debe solicitar que la junta de socios lo autorice, para que quede claro que no hay conflicto de intereses y que las condiciones pactadas no perjudican a la sociedad.

En el caso de que usted ya haya estado realizando anticipos a la sociedad y observa que ésta no va a generar tesorería para devolverlos, lo mejor es que convierta esa deuda a su favor en capital. Ello mejorará la imagen de su negocio, ya que la cuenta a pagar se convertirá en fondos propios y facilitará su acceso al crédito bancario, pues reducirá el endeudamiento. En Sotogrande Legal Services le prestaremos la asistencia oportuna y le indicaremos los pasos a dar de forma más segura.