¿EN QUÉ SE DIFERENCIA EL DESPIDO PROCEDENTE Y EL IMPROCEDENTE?

Hoy en día el despido laboral es un tema de actualidad. Existen diversos tipos de despidos, pero hay que distinguir cuando se realiza de forma procedente y cuando de manera improcedente.

Lo primero que debemos aclarar es cuando corresponde cada tipo de despido:

Cuando hablamos de despido improcedente nos referimos cuando una empresa decide despedir a uno de sus empleados sin un motivo o causa justificada. Las razones más comunes son: no cumplir con los requisitos legales de despido, por razones discriminatorias, etc. Es considerado procedente cuando son acreditados los motivos que han llevado al empresario a tomar la decisión de despedir al trabajador. Las principales causas pueden ser: Falta de asistencia, impuntualidad, indisciplina, acoso laboral, etc.

¿Existe alguna diferencia en lo referente a la indemnización a abonar?

La indemnización que le corresponderá al trabajador despedido de forma improcedente son 33 días de salario por año trabajado si firmó el contrato después del 21 de febrero de 2012, o de 45 días por año, si es anterior a dicha fecha.

Si en la resolución de la reclamación el juez lo declara procedente, y que las causas son objetivas, la indemnización del trabajador será de 20 días por año trabajado, y un máximo de 12 mensualidades.

Y en caso que el despido sea disciplinario, pero procedente (causas objetivas), el trabajador no tendrá derecho a ningún tipo de indemnización.

¿Existe alguna diferencia más entre un tipo de despido y otro?

Existen varios tipos de despido, que se diferencian principalmente en los distintos supuestos que pueden originarlos. Además, dependiendo de la legalidad o no de la aplicación del despido y de que se cumplan esos supuestos, un despido puede tener distintos efectos, pudiendo ser calificado como improcedente, procedente o nulo según el caso.

En Sotogrande Legal Services, podemos asesorarte y ayudare si estás pasando por un proceso de despido. Contacta con nosotros, somos especialistas en derecho laboral.