Trabajar en un Coworking como autónomo es deducible en el IRPF

Los coworking son oficinas cuyos espacios para el trabajo, como son los escritorios son alquilados de forma mensual, semanal, por años e incluso por horas.

Es una alternativa que llegó a España hace apenas cinco años y que se ha desarrollado en muchas ciudades de forma muy positiva.

Alquilar un espacio en un coworking aporta varias ventajas, la principal evidentemente es económica, el precio es muy inferior al del alquiler de una oficina. La segunda es la posibilidad de establecer relaciones con profesionales de otros sectores, además de ser un buen recurso para interactuar y hacer vida social, también pueden surgir sinergias empresariales.

Estas dos ventajas se han visto incrementadas gracias a que los gastos del alquiler de un espacio en un coworking, se pueden deducir en la declaración de la renta.

La deducibilidad se realizará siempre que se justifique el gasto, para ello han de presentarse las facturas originales en tu gestor de confianza.

Si eres autónomo y trabajas en un espacio compartido, consúltanos.

Te asesoramos sobre tus derechos.